Un deporte que ha cobrado gran relevancia en los últimos años es el pádel. Y es que no solo resulta ser desafiante, también es muy divertido. Además, de que incentiva la convivencia creando espacios sociales donde podemos conocer a nuevas personas, amigos y socios.

Lista de los beneficios de jugar al pádel

Pero ¿Qué hay de los beneficios de jugar al pádel? ¿Cómo nos ayuda este deporte a cuidar nuestra salud? Es por eso que nos hemos encargado de investigar todos los beneficios probados que tiene jugar al pádel para nuestro bienestar en general ¡Así que sigue leyendo!

Mejora tu condición física

Debido a que el pádel exige que nos movamos de un lado a otro, estemos en alerta y soltemos golpes con el brazo, este deporte activa todo el cuerpo. Exige que tanto distintos músculos y órganos como los pulmones den lo mejor de sí para soportar tanto movimiento tan rápido.

Esto se traduce en que, a mediano y largo plazo, los mismos se adaptan a dicha demanda logrando así, una mejora en la condición física. Dicha mejora la podemos ver en distintas partes del cuerpo. Por ejemplo, en la resistencia física, en la salud cardiovascular, capacidad motora y motricidad fina.

Quema de calorías

Al exigirle a tu cuerpo una actividad física más intensa, este requiere de mayor energía para lograrlo. A su vez, para obtener esa energía debe echar mano de las reservas del cuerpo, quemando así calorías. El quemar calorías, recuerda, es lo que te ayuda a bajar de peso.

Según estimaciones, uno de los beneficios de jugar al pádel es que un solo partido puede quemar entre 500 y 700 calorías. Si tienes más de un juego de una sola hora, la quema de calorías es muy grande. Por ello es que el pádel es útil para bajar de peso.

Fortalecimiento de los músculos

Como ya te contamos, el cuerpo activa diferentes músculos al jugar al pádel los cuales van desde las piernas hasta brazos o espalda. Esta exigencia hace que los mismos deban adaptarse lo que se traduce en una mejora de la fuerza, resistencia y tonificación.

Al entrenar al pádel, los músculos ganarán mucha más fuerza y capacidad soportando no solo horas de juego sino también, más peso. El tonificar los músculos también ayudará a quemar grasa. Cuanto menos porcentaje de grasa tengan los mismos, estos se verán mucho más fuertes y más marcados.

Mejorarás tu coordinación y tu agilidad

El pádel requiere de precisión, de ser capaz de coordinar tus pies, tu espalda, tu cadera, tus brazos y por supuesto, la pala. Esta capacidad para coordinarse puede hacer la diferencia entre un buen y un mal juego. Cuanto más practiques, mejor será tu capacidad para coordinar tus movimientos y tu mente tanto dentro como fuera de la pista.

La agilidad también juega un papel muy importante, ya que influye en cómo te mueves durante el partido. Al igual que con la coordinación, la práctica hará que te vuelvas mucho más ágil y te muevas con fluidez.

Incentiva el socializar con más personas

Otro de los beneficios de jugar al pádel más importantes es el hecho de que este deporte te ayudará a construir relaciones sociales. Y es que, al ser un deporte de equipo, las personas suelen formar grandes lazos que llegan fuera de las pistas de pádel.

Cuando tienes problemas para socializar, el deporte puede ser un gran medio para lograrlo y así, conocer amigos, a una posible pareja, etc. Además, esta sociabilización ayuda con los problemas emocionales y el tratamiento de ansiedad o estrés. Esto nos ayudará a mantenernos mucho más sanos en mente y cuerpo.

Menos estrés, más vida

Uno de los grandes problemas del siglo XXI es el estrés. Afortunadamente, uno de los beneficios de Jugar al pádel es reducir el mismo. La práctica del deporte libera moléculas en el cerebro que ayudan a darnos sensaciones de bienestar, tranquilidad y relajación o felicidad.

De igual forma, el ejercicio y la socialización contribuyen a que las personas se sientan mejor consigo mismas. Los problemas se quedan fuera de la pista lo cual ayuda a tener un momento de paz y concentración. El deporte también incentiva el pensar con claridad para tomar mejores decisiones.

Te concentrarás mejores

Uno de los mayores retos a los que te enfrentas cuando juegas al pádel es concentrarte en la pelota, en el movimiento de los oponentes y en las condiciones externas. Esto obliga a que las personas tengan que trabajar en su capacidad para concentrarse incluso en varias cosas a la vez.

A largo plazo, esta exigencia propia de los juegos de pádel te ayudará a tener una concentración mayor cuando te lo propongas. Así es, cuando quieras estar concentrado, podrás lograrlo con más facilidad. Otro de los beneficios de jugar al pádel que también se ha investigado es la relación para tratar problemas de memoria, por ejemplo.

Ayudara a la flexibilidad de tu cuerpo

El movimiento no solo exige a tus músculos, también a ligamentos, tendones, articulaciones y huesos. Esto ayuda a que se vuelvan mucho más flexibles eliminando problemas como la rigidez del cuerpo.

Con una práctica constante, uno de los beneficios de jugar al pádel será el permitir que tu cuerpo sea más flexible. Mejorarás tu movilidad lo cual ayudará a prevenir potenciales problemas relacionados con la edad como dolores, inflamación e incluso, algún tipo de enfermedades crónicas relacionadas con la movilidad.

¡Te lo pasarás muy bien!

No todo es trabajo, no todo es sacrificio, la diversión y la recreación juegan un papel muy importante en nuestro bienestar. Por ello, es que el deporte juega un papel muy importante al ser un medio para pasarlo bien y dejar atrás lo que nos preocupa.

Te sentirás alegre, te sentirás divertido y te reirás a carcajadas por lo que te sentirás bien. Así cuidarás tanto la salud de tu cuerpo como mente y tu espíritu, logrando un auténtico bienestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Chat en Línea